Del sexo a la sortija


Sexo en Nueva York triunfó, en parte, por gritar al mundo: sí, soy mujer, tengo más de 30, no tengo relación estable ni hijos ni ganas y me siento genial, ¿qué? Usaron la ropa y las joyas para lograr transmitirlo, pero ¿cómo?.

Carrie, siempre fiel a sí misma, nunca quiso llevar el típico anillo de compromiso en las manos, se lo puso de colgante. Pero cuando Big le regaló un atípico diamante negro, la cosa cambió. Samantha, primero con Richard y después con Smith, devolvió dos anillos de compromiso porque: te quiero mucho, pero me quiero más a mi.

Charlotte, sin embargo, siempre necesitó un anillo para ser quien quería ser. Incluso, mucho después de su divorcio, siguió llevando su sortija de compromiso. ¿Y Miranda? A Miranda, en su incansable escalada, nunca le hicieron falta las joyas para demostrar quien era.Esa es la manera en que una joya definió a las chicas de SATC.


Virginia Marín también tiene su opinión sobre ellas y sobre cómo encajaría un R.Yes! en las manos de cada una de ellas:

Carrie. ¿Quién al pensar en ella no la recuerda con ese fantástico vestido blanco y esa enorme flor en la solapa que nos volvió locas a todas? Su vestido habla por sí misma. Elegante, creativa, delicada, coqueta, chic. En otras palabras: “Sweet”. Ella es toda la dulzura y sutileza que una anillo R.yes en forma de pompón podría sugerir.

Charlotte. Es la más conservadora y tradicional de las cuatro. Educada a través de unos modales exquisitos sueña con encontrar a su príncipe azul. Sencilla, optimista, romántica y dulce. Cuando la veo a ella, veo a un ramo de flores dirigiéndose con firmeza hacia el altar. Veo sin lugar a dudas a un anillo “Nice”.

Miranda. Su fuerte carácter y su marcada personalidad nos han provocado a todas más de una risa. Lo que para Carrie son los zapatos, para Miranda constituyen los negocios. Atemporal y ferozmente actual, la pelirroja de Sexo en Nueva York se identifica fácilmente con el anillo Cute.

Finalmente, Samantha. En este caso, es el colorido y la frescura de un “Happy” R.yes el complemento que mejor puede definir a la mayor del grupo. Su irreprochable seguridad en sí misma le ha permitido siempre atreverse con todo y divertirse con todos.

Y vosotras, ¿creéis que una joya define a una mujer?, ¿con qué R.Yes! os sentís más identificadas?

Patricia Torres.

www.ryes.es 
 Alta bisutería, realizada a mano entre una madre y una hija lo que convierte cada pieza en única y exclusiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario